Disco: el retorno de Kylie Minogue a las pistas

“El disco volvió para quedarse” es una de las frases que más se repite en la industria musical. Cada cierto tiempo reaparece una ola de sonidos retro que nos hacen sentir nostálgicos de una era mejor. No es sorpresa que en un año como el 2020, lleno de tragedias e incidentes desafortunados, las personas quieran recordar una de las épocas más disfrutadas en la historia. 

Artistas como Dua Lipa, The Weeknd y Lady Gaga han tenido éxito explorando este género, pero la indiscutible reina de la pista de baile es Kylie Minogue. Con una trayectoria de más de 30 años, decidió volver a sus orígenes con su álbum Disco. El título lo dice todo: es un proyecto bailable que nos recuerda el éxito de esta diva del pop experimentando con sonidos de los setenta y ochenta. 

Say Something, el primer sencillo del álbum, describe perfectamente la búsqueda del amor y el deseo constante de expresar el cariño mediante las palabras. La letra de esta canción hace reflexionar acerca de la necesidad de comunicarse en una relación, con un estribillo cinemático similar al clímax de una película romántica.

Kylie cabalgando un caballo de oro (captura del video de Say Something)

El sencillo es seguido inmediatamente por Last Chance, canción que replica una de las melodías más características del grupo ABBA. Otras como Real Groove o Supernova tienen una producción más electrónica, evidente en el uso de voces robóticas y sintetizadores. 

El momento más fuerte del álbum se lo lleva Where does the DJ go?, un himno que parte como una balada, pero inmediatamente nos sorprende con un beat rápido que permanece durante 3 intensos minutos. El inicio es una oda al éxito I Will Survive de Gloria Gaynor, mientras que el resto de la canción hace referencias implícitas en la letra. 

En su totalidad, Disco es el álbum más fuerte de Kylie en la última década. Tanto las opiniones de los críticos como de sus admiradores coinciden en que la artista destaca por su capacidad de reinventar el género. Similar a proyectos anteriores, como Fever del 2001, Minogue logra posicionarse en las mentes y oídos del mundo con melodías pegajosas y videos vanguardistas. 
La nueva era de la cantante ícono llegó acompañada de atuendos glamorosos, presentaciones estelares y conciertos virtuales de última generación. Todo esto contribuye a elevar el concepto de Disco, que deja de ser solo un álbum pop y se convierte en una recopilación de todo el legado de la artista en la música.

Top