Gambito la reina de Netflix

La competencia entre plataformas streaming se ha desatado durante este año, pues en el contexto de pandemia y con los cines cerrados, tanto cinéfilos como seriéfilos están enfocando sus ojos en las propuestas de contenidos multimedia de estas. Lo anterior, ha abierto el juego y creatividad de los productores, los cuales en estos meses han entregado lo mejor de sus trabajos para lograr cautivar a los suscriptores. Sin embargo, la producción, Gambito de dama en menos de un mes, desde su fecha de estreno, ya sobresale como la reina en el tablero, posicionándose dentro de las casillas de Netflix como la soberana en visualizaciones entre las series originales de la empresa de contenidos audiovisuales.

Por Valentina Rodríguez

Dentro de las producciones de Netflix una de las más destacadas este año es Gambito de dama, una miniserie cuya historia está basada en la novela de 1983 de Walter Tevis, que nos invita a descubrir el mundo del ajedrez a través de la vida de su protagonista Beth Harmon, una introvertida joven que desde su infancia debió aprender a sobreponerse de las trágicas circunstancias que marcaron su niñez. 

La miniserie dirigida y producida por Scott Frank y Allan Scott fue estrenada por Netflix el 23 de octubre superando el récord de reproducciones en la plataforma streaming, lo cual se puede explicar por su cautivadora trama, la cual desde el primer capítulo logra retener la atención de quienes la ven.

La producción que consta de siete capítulos permite apreciar la ambientación, entre los años 50 y 70, donde se muestra un pulido trabajo en el vestuario, peinados, maquillaje y locaciones que contextualizan el crecimiento de los personajes y la historia. Por otro lado, están las características socioculturales de la época, las cuales revelan la predominancia masculina en los campeonatos y torneos de este deporte mental, donde Harmon es una incipiente competidora en un mundo dominado por hombres, lo cual es un constante desafío en su carrera como ajedrecista, pues no solo debe trabajar en la estrategia de sus victorias, sino que también, en su vida personal y las circunstancias que la rodean para lograr sus objetivos.

La producción estadounidense ya tiene 62 millones de visualizaciones. Imagen: Netflix.

Cabe señalar que, dentro de los aspectos célebres de esta producción, está la interpretación de Anya Taylor-Joy quien da vida a la joven Beth, revelando las debilidades y aspiraciones del personaje, la cual pese a tener un talento innato en el ajedrez, puede llegar a ser víctima de sus inseguridades, adicciones y demonios internos, los cuales deberá enfrentar con el propósito de ser la mejor ajedrecista a nivel mundial. 

Otro aspecto a destacar es el rol de los personajes que rodean a Beth, pues son piezas claves en el crecimiento de la protagonista. En dicho grupo es notoria la participación de los actores Marielle Heller, Thomas Brodie-Sangster, Harry Melling y Moses Ingram, quienes a lo largo de la historia marcarán la vida de Harmon. Sin dudas, para quienes no somos conocedores del ajedrez, esta miniserie es una atractiva invitación a caer en los estratégicos movimientos de sus piezas, creando interés en este clásico deporte.

Top