¿A quién gobiernan?

En los últimos días, el gobierno de Sebastián Piñera anunció que llevará el tercer retiro del 10% de las AFP al Tribunal Constitucional. Acto seguido puso en marcha el Bono Clase Media, que se llenó de críticas y resultó ser un fracaso por su tardanza y excesiva focalización. Y anteriormente se dio el lujo de adquirir, a través de la Presidencia, una serie de alimentos gourmet, mientras la mayoría de sus compatriotas son golpeados por las consecuencias de una pandemia que, gracias a la errática conducción gubernamental precisamente, parece estar lejos de terminar.

Sin pudor alguno ni temor al qué dirán, así fue como Sebastián Piñera dejó al descubierto sus intenciones. El nivel de privilegio y soberbia es tal que ya se tiende a normalizar. Las decisiones que toma parecen beneficiar más a él y su círculo cercano que a los chilenos que dice gobernar. Ni sus parlamentarios lo apoyan e incluso algunos reconocen que las medidas que ha impulsado la actual administración son insuficientes y tardías.

No obstante, los únicos que no se dan cuenta de esta situación son los personeros de gobierno. Más aún Sebastián Piñera, quien no se inmutó al anunciar que iban a recurrir al Tribunal Constitucional para así impedir que se concrete el tercer retiro del 10% de las AFP.

No le importó la necesidad de sus compatriotas, las ollas comunes, las deudas, el desempleo, la pobreza, el agobio mental por el encierro, etc. ‘Tatán’ vive en una burbuja, pero de esas donde nadie le cuestiona nada y cree hasta el último momento que todo lo que hace es lo correcto, lo que a mi juicio se pudo corroborar cuando el ministro de salud, Enrique Paris, lo felicitó por su gestión durante la pandemia, aunque actualmente se contabilicen más de 30 000 muertos y los recintos asistenciales de las ciudades más grandes del país se encuentren colapsados. Patético, es el mundo al revés.

Esa arrogancia característica se fue al tacho de la basura luego de los duros cuestionamientos de la sociedad chilena en general, debido al mezquino Bono Clase Media, que resultó ser un total fracaso por la tardanza del beneficio y la excesiva focalización.

Según la Fundación Sol, solo el 6% de la población ha podido acceder al Bono Clase Media. Foto: chvnoticias.cl

Con tanto acontecer en el ámbito legislativo, algo que pasó desapercibido fue la licitación que llevó a cabo Presidencia, en donde se compraron una serie de alimentos gourmet: lenguas frescas de machas, erizos, filete de lenguado, filete de mero, etc. Comida que irá destinada a abastecer La Moneda y Cerro Castillo. Eso sí, en esta ocasión no podrán decir que estas compras eran para recibir a mandatarios extranjeros, cenas especiales o eventos de alto nivel, como sí señalaron la vez anterior que se dispuso de un presupuesto aún mayor.

Este derroche me parece una falta de respeto brutal hacia la población común y corriente, que además de aguantar las consecuencias de la pandemia, tiene que lidiar con la mezquindad de un mandatario que le impide a la gente sacar el dinero que le pertenece, ni más ni menos.

Top