Los perros callejeros, el elefante en la habitación

El problema de los animales abandonados es uno que trasciende regiones y países, pues es uno que afecta a gran parte de las comunidades urbanas mundiales, y la ciudad de Puerto Montt no es la excepción

 Los derechos de los animales son un tema muy importante, a pesar de los esfuerzos de algunas organizaciones, existen ciertos problemas a los cuales se debe llegar a una solución, uno de ellos es el de los perros vagos. Estos al no tener quien se haga cargo de ellos, como también alguien al que responsabilizar de sus acciones representan un peligro para la sociedad urbana. Además de una serie de problemas relacionados al hecho de que estos deambulen por las calles, en este caso, de la ciudad de Puerto Montt, que, como las demás ciudades de Chile, cuenta con un gran número de ellos.

Una situación descontrolada

 Uno de los principales problemas de los canidos callejeros es su población, María Cárcamo, presidenta de la Protectora de animales Adán, explica el tema, “se dice que en nuestra comuna existen alrededor de 51 mil perros vagos, esto de 90 mil en total”, lo que implica que la mayor parte de ellos no tienen dueño. Según Cárcamo, hay un animal de esa especie por cada 4,8 personas, lo cual ya es bastante.

 La razón de que existan tantos, según Cárcamo, es la desidia de los dueños hacia sus mascotas, “adoptan cachorros, pero cuando crecen ya no les gustan, o se cambian de casa” dice, además existen otros como “no esterilizan a las hembras, aparecen las camadas no deseadas, lo que significa problemas, los abandonan en sitios eriazos y así seguimos aumentando su número” enfatizó. También responsabiliza a las autoridades, pues siente que no han hecho lo necesario para frenar el aumento de la población de los perros callejeros “las autoridades locales hacen oídos sordos ante las denuncias, no apoyan, la municipalidad en nuestra ciudad no logra abordar el tema con más soluciones” explica.

 Cárcamo agrega que, debido a la pandemia es probable que actualmente, esto no sea un asunto urgente para la administración local, “tal vez el tema de los animales en la calle no son prioridad para ellos, en esta época de pandemia, en donde todo se ha enfocado en las familias vulnerables” explicó, y es que el covid-19 es la máxima prioridad ahora. Además, al ser este ya un problema desde antes del virus, sus causas van más allá de solamente la falta de interés de las autoridades locales, sino como ya se mencionó antes, la falta de responsabilidad a la hora adoptar una mascota.

Los perros callejeros aumentan su numero todos los años Fuente: El Calbucano

Lo que implica para todos

 Existen diversas consecuencias producto del abandono de los animales y su posterior “adaptación” al entorno de las calles, Cárcamo explica que las consecuencias para ellos son “el sufrimiento, en la zona sur, el clima le causa enfermedades, muchas veces estos perros abandonados causan accidentes en la carretera, también están las enfermedades zoonóticas, tenemos la rabia, sarna y tiña” manifestó.

 En cuanto a las consecuencias para las personas, Cárcamo habla sobre como esto afecta a la población “existen sectores en nuestra ciudad en que estos animales se han apoderado de las calles, de cuadras enteras, igual causan daño al humano mordiéndolos” aseguró. Aunque recuerda que ellos también sienten y sufren los efectos de la vida de la calle “ellos sufren de la indiferencia, del maltrato, de hambre y frio, no olvidar que son seres sintientes y no tienen la culpa de haber sido abandonados” aseveró.

Como evitar que esto se siga propagando

 Ahora que se ha señalado el problema ¿cómo se soluciona?, pues Cárcamo da muchos ejemplos sobre cómo mejorar la adopción y cuidado de perros y animales en general, “existen leyes de protección animal en el papel, pero en la práctica nada funciona, ni Carabineros, ni jueces, nadie protege ni gasta en ellos, debieran existir ramos obligatorios en las escuelas públicas de tenencia responsable de animales” exclamo. Lo anterior es debido a falta de legislaciones que velen por la situación de las mascotas, mientras el estado se encargue de vigilar su cumplimiento, además de formar a las personas sobre cómo tratar correctamente a los animales.

Si bien parecen amenazantes los perros vagos son victimas de un problema mayor Fuente: Cooperativa

 Estos puntos son compartidos por Tanya Montiel, médico veterinario de la Clínica Veterinaria Puerto Montt, ella usa de ejemplo Alemania, país en el que las exigencias para tener una mascota son equivalentes a tener un hijo, “tener una mascota no debería ser para todos, porque si no tienes las condiciones es mejor no tenerlo” aseveró. Por ello agrega que existe gente a la que no se le debería permitir tener una mascota, pues son incapaces de mantenerlo con todas las necesidades que esta requiere.

 Existe una expresión llamada “el elefante en la habitación” que se usa para identificar un problema evidente que nadie es capaz de ver debido a su gran dimensión, de ahí la metáfora con el elefante. Es probable que el tema de los perros vagos ya se haya convertido en esto pues, de momento, parece pasar inadvertido para la población, sin embargo, ya está trayendo consecuencias que no son notadas por todos.

Top