Tyler, the Creator renueva sus orígenes

El señor Baudelaire ha vuelto con un nuevo larga duración que mezcla los ingredientes que lo hicieron conocido en su primera entrega hace una década, pero añade los elementos sonoros que lo volvieron un fenómeno mundial en su entrega pasada. Sin perder identidad, la mente creativa de la marca Golf, sumerge a sus fanáticos en un nuevo material invitado a ser llamada obra maestra.

Durante los últimos años, Tyler ha demostrado ser un artista a su manera, mostrando una impresionante habilidad para entretejer perfectamente la textura sonora de sus discos con su personalidad como rapero, productor y creativo: de esta manera, los sonidos que escuchamos en estos 16 tracks se sienten celebrados y estudiados, y que por eso, Tyler, the Creator ahora sabe exactamente cómo utilizarlos para sus fines.

Los álbumes conceptuales y los alter egos son lo suyo. Si “Igor” fue una novedad sonora para quienes conocían el trabajo del músico, “Call me if you get lost” realiza guiños a esos llamativos elementos de su predecesor pero retoma la personalidad rapera que algunos ya pensaban olvidada por parte de Tyler.

Uno de los elementos más disfrutables de este disco es su coherencia: suena como un mixtape interminable, con transiciones delicadas que casi hacen que sea más una experiencia que un disco separado por tracks. Al principio parece ser solo una colección de capas armónicas y  atmósferas que van desde el synth-pop, la balada soul y el jazz, todo bañado con un brillo retrofuturista que parece ser la inquietud creativa más tangible del artista.

Es evidente que Tyler, the Creator es alguien que no piensa estancarse ni mantenerse cómodo en el éxito. Busca nuevos retos personales, reinventarse constantemente, mostrarse fresco. Adopta y adapta su nombre al del poeta francés pero no se queda en la utilización del nombre. “Call me if you get lost” presenta una coherencia lírica poco vista en la mayoría de los discos en la última década, siendo todo un concepto con detalles puestos con pinza para que en cada escucha, el receptor pueda encontrar novedades.

El relato es personal, representa los procesos que ha vivido el autor en los últimos años aunque lejos de volverse una obra que gira en torno del autor, ya que también tiene minutos dedicados a retratar la discriminación que existe en Estados Unidos hacia la comunidad afroamericana. Se posiciona políticamente e invita a los miembros de este grupo social a mantener una unidad y potenciarse mediante el compañerismo.

Toda persona que sienta la necesidad de escuchar un disco que reúne los sonidos que han marcado la carrera de Tyler, the Creator, está invitada a escucharlo, al igual que quienes quieran escuchar un resumen de uno de los artistas de la década.

El artista lanzó una plataforma adicional donde los usuarios pueden replicar la carátula del álbum. Foto: callmeifyougetlost.
Top