El gigantesco aeródromo de Rancagua

La Brigada de Aviación lleva un siglo siendo una instalación estratégica fundamental para el Ejército de Chile

En la ciudad de Rancagua ubicada en la sexta región del país, existe un aeródromo de grandes dimensiones que cumple funciones vitales como base militar. La Brigada de Aviación del Ejército de Chile fue fundada en el año 1910 y aún sigue con personal activo cumpliendo con sus responsabilidades.

Dentro de las características que más destacan de esta base, es el hecho tratarse de una instalación aérea que no pertenece a la Fuerza Aérea de Chile. Esto último se produce justamente a que la instalación militar en sus inicios fue diseñada como una base experimental para el ejército con tal de estudiar la tecnología del vuelo.

El diseño del aeródromo por su naturaleza es imponente para la ciudad. Rancagua no cuenta con una pista de aterrizaje pública, produciendo que cada vez que los motores de las aeronaves circulan por los cielos provocando un estruendoso sonido, la mayoría de las ocasiones estos vehículos pertenecen a grandes aviones de carga camuflados o helicópteros de combate.

La base militar se encuentra adornada con antiguos helicópteros y armamento antiaéreo a modo de exposición en el jardín de la entrada, estos vehículos están disponibles para todo aquel que desee observar algunos de los viejos modelos de las aeronaves que pueden ser encontradas al interior de los hangares.

La Brigada de Aviación del Ejército de Chile, por sus siglas BAVE, se jacta a través de su lema en ser los primeros en los cielos de la patria. De cierta manera están en lo correcto, históricamente la BAVE es más antigua que la misma Fuerza Aérea de Chile, la cual fue fundada 20 años después que el ejército ya contase con esta base en la ciudad de Rancagua de la Región de O’Higgins.

Al ser un distrito aeronáutico tan importante no sería inocente pensar que sus actividades militares sobre todo en la actualidad debido a las condiciones sanitarias son diversas. Los soldados en servicio cumplen labores de diferente índole dependiendo de las unidades a las que estén asignados y cuáles sean sus respectivas responsabilidades.

En el caso específico de la Brigada de Aviación como base que cumple labores fundamentales en la sexta región. El personal militar responderá a continuación acerca del funcionamiento logístico, legal y sanitario que se aplica para los soldados que cumplen su servicio en la brigada anteriormente mencionada. 

Soldado realizando control sanitario. Fotografía por 24 Horas.

Logística en Estado de Excepción

El Sargento Primero Jean Contalba de la Sección de Transporte, comentó que “las primeras organizaciones de control y patrullajes se llamaron UFOP, se hacían mediante coordinación con Seremi de Salud y Carabineros de Chile. Las patrullas contaban con una dotación de 15 personas en diferentes jornadas de 24 horas, eran desplegadas en camiones y vehículos todoterreno”.

Las siglas UFOP significaban Unidad Fundamental de Orden Público, nombre que más tarde pasaría a ser reemplazado por UFAC, la cual significa Unidad Fundamental de Apoyo a la Comunidad. La cantidad de personal desplegado variaba según las localidades de la región y su respectivo nivel de fase sanitaria. Es importante destacar que la responsabilidad de mantener el aeródromo de la Brigada de Aviación en continuo funcionamiento y de uso exclusivo militar se presenta como un desafío estratégico importante para las unidades a cargo.

Con tal de recaudar más detalles de las tareas que realizan los soldados en servicio, el Comandante de la Compañía de Logística, el Teniente Coronel Jaime Ulloa explicó: “El Jefe de la Defensa Regional designa en cada provincia al personal, vehículos y medios logísticos a emplear, los lugares donde se desplegarán unidades que serán los responsables de velar por el cumplimiento de los diferentes controles, incluyendo el apoyo a Carabineros y personal de salud. Esto contempla personal militar de planta, civiles y soldados”.

En el ámbito logístico, la Brigada de Aviación del Ejército de Chile cumple funciones estratégicas para el manejo de la pandemia durante el Estado de Excepción. La coordinación entre las autoridades regionales, provinciales, comunales, Carabineros de Chile, Policía de Investigaciones, Seremi de Salud y organismos de emergencia forman en conjunto una red de cooperación donde todos participan en diferentes actividades para facilitar las tareas en las distintas zonas de control y acciones preventivas a cumplir.

Carabinero y militar realizando guardia en conjunto. Fotografía por Diario Digital Nuestro País.

La salud al interior de la brigada

Continuando con las precauciones sanitarias, las autoridades militares determinaron cambiar las normativas al interior de la brigada con tal de prevenir contagios entre los soldados. El jefe de la Comisión Representante de la Autoridad Sanitaria del Ejército de Chile, Javier Muñoz dijo: “Se han tenido que adaptar las atenciones médicas y dentales a niveles limitados por el aforo recomendado por el MINSAL. Se hace hincapié en la utilización correcta de alcohol gel y mascarillas y en la toma constante de temperatura a quienes entren a la enfermería”.

Mantener el distanciamiento social, realizar reuniones a través de videoconferencias y repensar las tradiciones laborales de una manera que no sea riesgosa para posibles contagios también afectaron al mundo militar. Javier Muñoz, jefe de la Comisión Representante de la Autoridad Sanitaria expresó que “el primer control lo tienen a cargo los instructores de cada unidad, quienes deben estar atentos ante posibles casos de contagio. En caso de sospecha, el soldado conscripto debe ser atendido en la enfermería”.

Se han implementado una serie de medidas preventivas con tal de disminuir la probabilidad de contagios. Dentro de las cuales está el uso permanente de mascarilla tanto al interior de las dependencias como en el exterior de las dependencias, lavado de manos constante y la desinfección de manillas de puertas y de piso dos veces al día.

El suboficial Alejandro Salinas, instructor de la brigada dijo que “en esta unidad en particular, no sé de otras, pero, aquí no hay sanciones para quienes infringen la norma, por ejemplo, quien es sorprendido sin mascarilla se le llama la atención y en el caso de que alguien sea diagnosticado como positivo o contacto estrecho, tampoco se aplican sanciones porque es imposible determinar en qué situación se produjo el contagio. Solamente debe cumplir con la normativa de la autoridad sanitaria, la cual es cuarentena total en su domicilio o en alguna residencia sanitaria”.

En el caso de que algún civil llegue a poner en riesgo la integridad física de algún soldado, la normativa a seguir en esta hipotética situación sería, según el suboficial Salinas quien concluyó: “La única forma que se pueda dar esta situación es cuando los soldados salen con el día libre y ahí se puede provocar una situación de riesgo, pero es difícil determinar quién específicamente produjo la situación”.

Soldados repartiendo mascarillas sanitarias. Fotografía por Canal 13.

Soldados conscriptos

El proceso de servicio militar 2021 también se ha visto modificado en algunos de sus aspectos con tal de perseguir las mismas metas de prevención sanitaria. Luis Riveros, Sargento Primero del Batallón Servicio Base de soldados conscriptos, compartió que “en los dormitorios, ahora los soldados están separados por un metro de distancia cada uno. Se hacen constantes charlas sobre la importancia de la higiene, se tiene especial cuidado a la hora de desayunar y uso de retretes. Cada vez que se reingresa a las dependencias de la brigada se debe realizar un examen PCR, de salir positivo, se aísla al soldado conscripto en una residencia sanitaria junto con los contactos estrechos”.

Los días 19 de septiembre se celebra todos los años una de las tradiciones más antiguas en la historia del país, el Día de las Glorias del Ejército de Chile. La Brigada de Aviación previo a la pandemia, solía mantener viva la tradicional parada militar por medio de una recreación a menor escala del desfile que ocurre en Santiago.

Sin embargo, dadas las condiciones de la pandemia, en 2021 se cumplieron dos años consecutivos desde que el tradicional desfile de Rancagua de todos los 19 de septiembre es suspendido de manera pública. En esta ocasión, se realizó un desfile al interior de las dependencias de la Brigada de Aviación de manera exclusiva, sin público, solo con asistencia de autoridades civiles y militares de la región.

Top