Lorde y la genialidad de no complacer al público

Las letras de Solar Power van desde lo introspectivo y melancólico, además de sátiras rebuscadas hacia las chicas espirituales que hacen yoga y hablan de vibrar alto, consiguiendo entregar el trabajo lírico mejor desarrollado por la artista hasta la fecha.

Los años pasan para todas las personas y lo natural es que esto pueda palparse en distintos ámbitos de la vida humana. Solar Power es el tercer larga duración de Lorde y se presenta como una evolución congruente de la artista respecto al tiempo que ha transcurrido desde su anterior entrega.

La compositora neozelandesa mantiene en su nuevo trabajo de estudio la esencia plasmada en sus dos primeros discos: un pulso constante entre las distintas pistas y ricas armonías de voz que van copando los espacios dejados por instrumentales minimalistas. Las novedades vienen por parte de la sonoridad, ya que esta vez los sintetizadores no están tan presentes como nos tenía acostumbrados Lorde. 

La estética del nuevo larga duración evoca un aire vintage con toques de playa, esto último debido a la constante presencia de cadencias de acordes mayores, una total novedad en sus entregas fonográficas. Otra de las innovaciones que más llama la atención es el constante aporte de guitarras y de vientos, principalmente de flauta traversa, instrumentos que no habían sido parte de ningún otro trabajo de Lorde.

El disco está compuesto en su totalidad por canciones pop, pero con arreglos que referencian estilos de música alternativa y psicodelia, produciendo cierta disonancia al momento de escucharlo. Mientras la voz de Lorde realiza pegajosas melodías, las cuerdas generan sonidos cuidadosamente perfilados para sacar al auditor de esa zona de comodidad de cualquier canción hecha para sonar en la radio.


Sin duda este disco busca desafiar la zona de confort por parte de la artista con respecto a su fanaticada. No es un cambio radical en su carrera, sin embargo tampoco es algo a lo que su público estaba acostumbrado. Lorde le dice al mundo que ya no es una adolescente y que tampoco va a responder a expectativas ajenas. Quiere explorarse a sí misma como artista y sus capacidades creativas. Quizás Solar Power no es el disco que la crítica esperaba, pero sin duda es el disco de pop que el mundo necesitaba.

Top