Orlando: la novela de Virginia Woolf que predijo la transexualidad humana

Entre la biografía y la ficción, la novela nos sumerge en la profunda imaginación y la naturaleza humana tan variable y desconocida

Cuando a Woolf se le acuñó el apodo de la escritora “premonitoria de lo inagotable” no se pudo haber estado más de acuerdo; desde feminismo, diferencia sexual, igualdad, homosexualidad e incluso la transexualidad fueron algunos de sus muchos temas liberales que, para la época, eran casi una sentencia instantánea de divorcio para con la sociedad eduardiana.

Pero el “Grupo de Bloomsbury”, este grupo intelectual, escondido entre cuatro grandes paredes, estaba de por sí ya aislado. Dentro de este conjunto nacieron las más grandes ideas que fueron capaces de ir en contra de lo establecido. Así nació la novela “Orlando”, cuando la Woolf conoció al amor de su vida, Vita Sackville-West, aristócrata, pensadora y escritora, de la cual se inspiró y dedicó personalmente la historia de este libro.

a la derecha, Vita Sackville-West

“Con las más hermosas piernas del reino” Orlando es un joven aristócrata isabelino que vive recluido en sus propios pensamientos acerca de la vida, que siente que su cuerpo le dice una cosa y su mente le dice otra, en donde la poesía y los sonetos de los maestros ingleses son su única escapada a la realidad que le rodea.

Sin embargo, lo más interesante de la obra es que el personaje principal es inmortal: Orlando comienza un viaje a través de las épocas, viviendo y enamorándose una y otra vez, peleando en guerras –desde Europa hasta el Oriente Medio– hasta que, sorpresivamente, una noche en su habitación, en medio de cantos de hadas y maravillosas apariciones, nuestro héroe se convierte en lady Orlando.

¿Pero para que seguir haciendo más spoiler? Está demás decir que nuestra heroína comienza a vivir como una dama y que, casi al instante, al tiempo que disfruta su nuevo sexo, se percata de su lugar en el mundo; este mundo dominado por los hombres, en donde sus privilegios de señorito quedaron atrás: pierde sus títulos de nobleza, su dinero, sus tierras, su libertad al hablar en reuniones sociales, entre otros tópicos. 

Orlando sigue viviendo hasta los primeros tercios del XX. Y quizá, solo por aventurar una conjetura, esta novela fue el primer realismo mágico, inspirando a García Márquez, a Allende etc., pero también ganándose un lugar de nativa categoría como el primerísimo libro en hablar abiertamente de la transexualidad, la androginia y el pensamiento de la diferencia sexual en una época en donde era casi impensable el cambio de sexo. Woolf se gana un lugar importante en la cultura de la transexualidad, en tanto que su novela evidencia la dualidad de la naturaleza humana.

Top