Reboot Gossip Girl: la esperanza por revivir una de las mejores series adolencentes

Al parecer atrás quedo la fantasía de los jóvenes ricos y famosos que recorrían las calles de Manhattan en sus enormes limusinas, dominando el mundo con una copa de martini en sus manos. Bueno, parte de crecer es dejar atrás pero cómo hacerlo con la adaptación actual de Gossip Girl, una de las series más icónicas del los 2000´s.

Dos traducidas y tres subtituladas fueron las veces que me senté por horas a contemplar mi serie favorita de adolescencia, Gossip Girl. Alucinaba con algún día estar sentada en el bar del Empire State en New York desgutando los tragos que Serena y Blair solían beber noche tras noche mientras vestían outfits dignos de la alta costura.

Una serie que en esos años sorprendió con un tono sexy y extravagante en un mundo donde los adolescentes esperaban tener su propia versión de Sex and the City. El furor de la narración de Kristen Bell lanzó a sus protagonistas al estrellato sin la ayuda de las redes sociales. Pero, ¿es posible llegar a igualar esa popularidad en la actualidad?

Reparto de Gossip Girl 2007. Fuente: Soycurioso.net.

Tras casi diez años de su término, HBO Max anunció un reboot que esperaba revivir la fabulosa vida de la élite de Manhattan, la vida  de adolescentes que acuden a Constance/St.Jude’s, la misma secundaria en donde se desarrolla la historia original y por supuesto con su personaje estrella relatando sus más oscuros secretos: la chica indiscreta.

Desde el primer capítulo no se entiende cual será el viaje en el que acompañaremos a los nuevos personajes, haciendo notar desde el inicio la falta del drama que los fanáticos esperábamos. Sin embargo, no hay un conflicto de clases tan presente como en la antigua versión, que la verdad, muchos agradecemos.

Descontinuada a los seis capítulos luego de su estreno, la serie tan solo alcanzó un 29 % de aprobación a lo largo su emisión. A pesar del intento de los guionistas por profundizar en temas contingentes e inclusivas, como por ejemplo la representación de la comunidad LGTBQ+, la serie no logra convencer por la superficialidad de las temáticas a tratar.

En el final de temporada todas las historias llegan a un punto crítico, dejando en duda cual será el destino de sus protagonistas, no se sabe si se realizará o no una nueva temporada; pero a pesar de quedar con gusto a poco, me ilusiona los cameos y referencias en torno a la serie original.  

Al igual que muchos pienso en que Gossip Girl debió permanecer en mi recuerdo, como una de las mejores series adolescentes de todos los tiempos. Si bien, la nueva no convence con su necesidad innecesaria de abordar todos los temas actuales mi amor por los privilegiados de Central Park me hace dejarle a una posible segunda temporada, el beneficio de la duda.

Top