Giras de estudio: la tradición que la pandemia dejó de lado

Por Javiera Yáñez.

Una de las tradiciones escolares más emblemáticas de los estudiantes chilenos se ha visto afectada tras la llegada del COVID 19. Las agencias y estudiantes esperan el retorno de este tipo de actividades.

La principal discusión a fin de año en cuarto medio es “¿a dónde vamos?”, sin embargo, con la llegada de la pandemia todo cambió para los estudiantes, trasladando su sala de clases a una virtual y a una gira de estudios cancelada. Sin embargo, este verano el panorama ha sido diferente, ya que las clases se comenzaron a hacer presencial y las agencias retomaron la venta de paquetes. Por otro lado, las personas que vivían de la industria del turismo han tenido que migrar a otros rubros, ya que no obtuvieron ingresos durante la primera ola del Covid-19.

Los recuerdos de las giras de estudio

Alan Retamal tuvo la gira de cuarto medio junto a sus compañeros en el año 2016, junto a sus 35 compañeros fueron durante una semana a Bariloche. El comenta que “fue una experiencia super bonita junto a mis compañeros de toda la vida, si bien no éramos de un colegio de altos ingresos, logramos conseguir el dinero para ir. Trabajamos durante dos años vendiendo cosas en la feria, completos en los recreos, vendiendo rifas y haciendo fiestas”.  El resultado de esto fue un viaje que dio fin a una etapa en su vida que “nos llenó a todos de energías para entrar a la universidad, obviamente fuimos luego de rendir la PSU y fue liberador ya no tener ese peso encima de nuestros hombros”.

Por otro lado, Lorena Mena comenta que cuando ella egresó de cuarto medio en el año 1995 no era tan común irse de gira con los compañeros de curso. Ella comenta que “era super de cuico irse de vacaciones con el curso, nosotros lo que hicimos con mi grupo de amigos fue ir al río y llevar cosas para compartir. En ese entonces no todos podían endeudarse para ir a otro país o conocer el país, así que íbamos a lo que teníamos más cerca”.

La realidad de los estudiantes online

Pilar Donoso egresó el año pasado de cuarto medio y cuando rindió la PTU, por su cabeza nunca pasó el poder tener una gira de estudio o juntarse con sus compañeros. La pandemia cambió drásticamente su realidad, para ella “fue lo más difícil que me ha tocado, salí del colegio a través de mi computador y entré a la universidad con una bienvenida online.Todavía no logro conocer a mis compañeros de carrera y a mis profesores, todo ha sido distante y se siente como si todavía no entrara a clases realmente”.  Por otro lado, también comenta que junto a su ex curso del colegio han pensado en realizar una gira de estudios, aunque sea un año después. Sin embargo, el gasto que les ha significado entrar a la universidad no les permite realizar ese gasto.

Un caso totalmente diferente es el de Antonella Rodríguez, quien este año egresó de su último año de enseñanza media. Junto a su curso, volvió a clases presenciales este segundo semestre del año 2021 y decidieron contratar un paquete grupal para viajar a Pucón. Respecto a las medidas de seguridad, Fernanda Concha, colaboradora de una empresa de turismo, nos comenta que “todo se hace con un estricto protocolo sanitario, el cual contempla un PCR al día, carnet de vacunas y se trabaja con una especie de burbuja sanitaria, que contempla tres alumnos por habitación que comparten en todo momento sin mezclarse con el resto del curso, respetando la distancia y medidas de seguridad. Por otro lado, si se contagian de COVID 19 fuera del país, la agencia cuenta con un seguro médico que cubre todos los gastos de cuarentena y posible hospitalización”.

Grupo en gira de estudios, autor: America Travel.
Pucón, principal destino de giras de estudio. Fuente: La Tercera

¿Qué pasa con la industria del turismo?

Sebastián Martínez es encargado de comunicaciones de la agencia America Travel, lleva 5 años trabajando en ella y comenzó como coordinador de la empresa hace 5 años. Durante el proceso de pandemia su trabajó se vio perjudicado debido a las restricciones sanitarias y las cuarentenas obligatorias.  También comenta que “pensamos que este 2021 no íbamos a vender nada, debido a que 2020 no vendimos nada. Sin embargo, este año logramos vender 6 giras de estudio cumpliendo con todos los protocolos correspondientes. Pasamos de vender 140 giras anuales a tan solo 6, lo cual es sorprendente ante la situación que enfrentamos en el 2020”.

En otra situación se encuentra Yanina Tapia, técnico en turismo aventura, quien ha tenido que trabajar en otros rubros durante la pandemia. Su carrera en el área del turismo aventura se vio afectada y migró a la industria gastronómica con un puesto de comida rápida. Yanina comenta que “no ha sido algo difícil de cambiar, los seres humanos estamos constantemente adaptándonos a diferentes situaciones y obstáculos que aparecen en el camino, no es nada nuevo el tener que hacer algo diferente para generar ingresos. En algún momento todos seremos reemplazados o sucederá algo que nos hará tener que buscar un nuevo camino”.

Aeropuerto de Santiago de Chile, autor desconocido.

Según la Subsecretaría de Turismo, 1.122.858 personas ingresaron a Chile en el año 2020.  El subsecretario de ese entonces, José Luis Uriarte, explicó que “la baja en las llegadas de turistas extranjeros era esperable en función del escenario sanitario mundial. El dato chileno está en línea con lo que ha ocurrido en el mundo con los viajes internacionales, donde la caída, según la Organización Mundial del Turismo, llegó al 74%. Se espera que el inicio masivo de procesos de vacunación en la mayoría de los países impulse la recuperación paulatina de la actividad turística”. Por otro lado, el 2021 ha traído esperanza debido al rápido proceso de vacunación en el país y la implementación de dosis de refuerzo ante nuevas cepas del virus, con el cual se convive desde comienzos del 2020.  Respecto a este mismo profeso de vacunación el presidente declaró que “Nuestro Gobierno inició muy temprano todas las gestiones necesarias para que las chilenas y chilenos tuvieran acceso oportuno a una vacuna que fuera segura y eficaz y, al mismo tiempo, gratuita y voluntaria”. Además, dijo que “se cumple un año desde la llegada de las primeras dosis de vacunas a Chile. Fue un proceso largo, pero que abrió la esperanza de que podíamos recuperarnos, de que podíamos proteger a nuestra población, de que lentamente podíamos volver a abrazarnos, a trabajar, a circular. Por lo tanto, hoy día, que hemos llegado a vacunar a más del 92% de la población mayor de 18 años y que hemos colocado más de 10 millones de dosis de refuerzo, mirar hacia atrás es mirar una odisea, un trabajo gigantesco, en el cual han colaborado todos los funcionarios de la salud de Chile”.

Top