Los tiempos cambian, el negocio se mantiene

Según un estudio de la Corporación de Juego Responsable junto a la Universidad Andrés Bello, la cifra de jugadores problemáticos y patológicos subió de un 2,2 % a un 8,3 % en un plazo de cuatro años.

Los casinos virtuales se están instaurando cada vez más en la realidad de nuestro país, tanto es así que, en medios conocidos como El Mostrador o El Dinamo, se pueden leer noticias patrocinadas con los 10 mejores casinos virtuales, resultado que aparece primero cuando busca información de este negocio.

Existen varios motivos que pueden haber propiciado el crecimiento de estos casinos, como puede ser el encierro producto de la pandemia o la ley del año 2021 que prohíbe a las máquinas tragaperras funcionar en recintos en los que antes eran permitidos, como son los negocios que se encuentran en las poblaciones a lo largo de todo Chile. También hay que tomar en cuenta que la accesibilidad juega un rol importante en este incremento, pues ya solo es necesario un teléfono para acceder a estos sitios.

Hay aplicaciones de teléfono que simulan casinos, pero usan una moneda virtual que se puede comprar con dinero real, saltándose la normativa. Créditos: seniorcasino.cl.

¿Quiénes están más expuestos?

Uno de los sectores donde más se publicitan estas páginas es mediante los sitios de livestreaming, donde los creadores de contenido transmiten en directo una gran variedad de temáticas. Recientemente, las tragaperras virtuales han tenido un gran impacto en este ecosistema, en especial la plataforma Twitch.

Esta última creó una categoría propia para estos directos y donde muchos canales rondan una media de 100 espectadores, pero los más grandes pueden llegar a un público de más de 30 mil personas al mismo tiempo. Este es el caso del angloparlante Trainwreck, quien es patrocinado por estas páginas para apostar durante varias horas, llegando una vez a conseguir más de 700 mil dólares en criptomonedas jugando en estas máquinas y con 25 mil usuarios mirando. Todo esto ocurre fuera de la jurisprudencia de su país, Estados Unidos, donde es ilegal este tipo de actos y donde solo se puede acceder a estas páginas mediante programas especializados como las VPN. 

El estudio antes mencionado manifestó que hubo un gran aumento dentro de un grupo etario específico, siendo los hombres entre 18 y 40 años el grupo que más se vio representado como jugadores, tanto patológicos como problemáticos, siendo un 60,7 % y 54,6 % dentro de estos grupos respectivamente. Es este mismo sector también quien más consume contenido en las plataformas antes mencionadas. 

A pesar de que los juegos de mesa de casino son los preferidos para jugar, el estudio menciona que donde se gasta más dinero es otro tipo de actividades sociales como en las rifas, sorteo y loterías de caridad, de modo que hay que tener en cuenta que pese a ser las favoritas, las mesas de los casinos no es donde la gente se gasta más dinero. 

No hay regulación

En nuestro país estas páginas de juegos de azar funcionan por fuera del radar de un ente regulador, ya que la Superintendencia de Casinos de Juego afirma que “no posee facultades de fiscalización sobre sitios web donde eventualmente se estén desarrollando juegos de azar en línea”.

Desde la institución también mencionan que ellos no poseen facultades y que “cada vez que esta Superintendencia recibe denuncias, con antecedentes suficientes, de sitios web en los que se explotasen comercialmente juegos de azar, sin autorización para ello, remite los antecedentes correspondientes al Ministerio Público”.

Estas denuncias parecen no surtir efecto todavía, ya que los intereses de estas empresas son cada vez mayores en esta región del mundo. Sin embargo, la fiscalía está investigando 22 casas de apuestas online, de las cuales cuatro son patrocinadores oficiales de equipos de fútbol del país.

Betway estaba presente en las camisetas de Everton, Unión La Calera, Coquimbo Unido, Ñublense y Audax Italiano. Créditos: redgol.cl.

Una de ellas es la empresa sueca Betsson, quien se convirtió recientemente en el patrocinador oficial del club de fútbol Colo-Colo, contando además con Iván Zamorano como el rostro oficial de la acción. Esto no pasó de largo a la matriz Dreams, dueña del casino Monticello, quien inició acciones legales contra la empresa, debido a la ilegalidad de estas páginas para funcionar dentro del país.

Esto todavía está en proceso, pero se espera que sirva para que otras empresas del mismo rubro impulsen las denuncias a estas páginas que funcionan por la falta de normativa y fiscalización, a su vez que los parlamentarios tomen en cuenta el tema y se den cuenta que los casinos desaparecieron de los quioscos, pero se instauraron en las casas.

Top