Con Vultures 1 extraño al viejo Kanye

Después de meses de especulaciones (y grandes, si es que no gigantescas, polémicas entremedio) sobre cuándo subiría su nuevo álbum, Ye lanzó Vultures 1. Es un trabajo en conjunto con el cantante Ty Dolla $ign, pero impregnada de mucha identidad de Kanye West. 

Es conocido el lado espiritual del rapero, demostrado en varias canciones y en álbumes enteros de su devoción cristiana. Pero junto a esto, también han figurado sus polémicas opiniones antisemitas y de idolatración a personajes históricos como Adolf Hitler. Lamentablemente, las letras de Vultures 1 llevan algunos mensajes que van por esta línea.

El álbum comienza con STARS y su primera línea es quizá el deseo para Vultures 1, a pesar de que este trabajo resulta todo lo contrario: “Espero que sea brillante, grande y fuerte”. En esta primera canción ya hay menciones a los judíos junto al recurrente deseo de grandeza del rapero.

Vultures 1 es un álbum bastante flojo, repetitivo y predecible. Recién es llamativo cuando vas en la mitad. DO IT es la séptima canción, donde la letra habla sobre la vida excéntrica y la constante búsqueda del placer, pero no para criticarla. Si no evidenciando cómo es la hedónica vida cuando se tiene tanto éxito. 

BURN representa al amor como una vela, pero también la usa como referencia a su vida artística. Contemplar su llama es bastante llamativo, incluso sólo observar cómo se consume es atrapante. Sin embargo, jugar con ella puede quemarte y a los demás, por lo que también debe manipularse con cuidado. Vultures 1 no tiene más que ofrecer. El resto de sus canciones tiene letras infantiles, vagas y sin sentido. Decir que este álbum es una confesión del rapero, una invitación a entender lo que siente y por qué ha tenido polémicas apariciones, sería sobrevalorar un trabajo que prometía mucho más. Como decía I love Kanye: “Extraño al viejo Kanye”.

Top