Que el diálogo sea constante

La participación ciudadana, consagrada en la Declaración Universal de Derechos Humanos, consiste básicamente en involucrar a la ciudadanía activamente en los procesos de toma de decisiones públicas, e incluye el derecho a manifestarse, a asociarse o a ser escuchados por el Estado, por citar algunos. Su importancia radica en que posibilita

Top